Gastroscopia, ¿Qué es y el porqué de su procedimiento?

La gastroscopia es una técnica no quirúrgica que ayuda a diagnosticar problemas del sistema digestivo superior. Su médico le puede sugerir este tratamiento, porque es mucho más simple que la cirugía exploratoria.

La gastroscopia es eficaz y es una técnica diagnóstica segura.

Normalmente con este tipo de tratamiento los pacientes están altamente asustados, ya que tienen que pasarles un ámbito por la boca, pero con ayuda de los instrumentos modernos que hoy en día hay y con sedación, el paciente tolera la gastroscopia con facilidad.

Este tipo de trastornos del aparato digestivo superior son muy comunes, a causa de diversos factores como puede ser la dieta, el medio ambiente y por supuesto la herencia.

La gastroscopia a menudo es útil en el diágnostico de problemas tales como:

Dolor abdominal
Sangrado del tracto digestivo
Los cánceres de estómago o esófago
Acidez estomacal y la indigestión crónica
Diagnóstico y eliminación de pólipos en el estómago
La dilatación de las estenosis esofágicas
La gastritis o inflamación del estómago
Hernia hiatal
La eliminación de los objetos tragados
Dificultad para tragar
El tratamiento de las bacterias “úlcera”
Las úlceras del esófago
Con la Gastroscopia el médico puede observar el interior de su estómago. Este examen es rápido y sin dolor.