Fisuras

Definición

Es una grieta o desgarro pequeño en la mucosa anal que puede provocar evacuaciones dolorosas y sangrado. Es posible que se presenten rastros de sangre en el exterior de las heces o en el papel higiénico después de la evacuación.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Las fisuras anales son extremadamente comunes en los niños pequeños y los estudios sugieren que un 80% de ellos ha sufrido de una fisura anal durante el primer año de edad. Dichas fisuras usualmente cicatrizan de manera espontánea y no requieren tratamiento médico específico aparte de una buena higiene en los pañales. Sin embargo, algunas fisuras sí pueden requerir tratamiento.
La incidencia disminuye rápidamente con la edad y son mucho menos comunes en la edad escolar. En los adultos, pueden ser causadas por estreñimiento, particularmente con el paso de heces grandes y duras o por una diarrea prolongada. En los pacientes de edad avanzada, las fisuras anales también pueden ser causadas por la disminución del flujo sanguíneo a esa área. Las fisuras anales también son más comunes en las mujeres después del parto y en personas con la enfermedad de Crohn.

Síntomas

  • Dolor al evacuar
  • Sangre en la superficie de las heces (pero no mezclada con las heces)
  • Sangre en el papel higiénico o en las toallas
  • Fisura visible, con frecuencia en la línea media, cuando el ano se estira levemente
  • Estreñimiento; a menudo con evacuaciones dolorosas

Signos y exámenes

Inspección del ano

Tratamiento

  • Reblandecedores de heces
  • Limpieza más suave
  • Vaselina
  • Baños de asiento
  • Ungüento anestésico si el dolor interfiere con la evacuación normal
  • Ajustes dietéticos (agregar sustancias voluminosas: absorben agua
  • mientras se encuentran en el tracto intestinal)
  • Nitroglicerina en gel tópica
  • Estas medidas producirán cicatrización en más del 90% de las fisuras anales.
  • Otras medidas:
  • Toxina botulínica (BoTox) en el esfínter anal con el fin de paralizar temporalmente el músculo de dicho esfínter y promover la cicatrización.
  • Esfinterotomía lateral interna: pequeña intervención donde se corta el esfínter anal interno, y ello provoca la relajación del ano. Puede provocar leve incontinencia a veces.

Expectativas (pronóstico)

Por lo general, hay una curación rápida sin problemas residuales.

Complicaciones

En ocasiones, la fisura se vuelve crónica y no sana, en cuyo caso es necesario recurrir a un procedimiento quirúrgico menor para relajar el esfínter.

Prevención

  • Para prevenir las fisuras anales en los bebés, es necesario asegurarse de cambiar los pañales con frecuencia.
  • Para prevenir fisuras a cualquier edad se recomienda:
  • Mantener el área anal seca
  • Limpiarse con materiales suaves, un pedazo de tela humedecido o una almohadilla de algodón
  • Evitar la irritación del recto
  • Corregir oportunamente los problemas de estreñimiento o diarrea