Cirugía con láser CO2

Qué es la Cirugía con láser CO2

La Cirugía con láser CO2 ha supuesto una auténtica revolución en el campo médico de la proctología Hemorroidaria tanto por la efectividad del tratamiento de la enfermedad, como por la comodidad que garantiza al paciente.

Se trata de una técnica novedosa que en un corto espacio de tiempo consigue la desaparición de la enfermedad.

En resumen, estamos ante una recuperación rápida, con un postoperatorio corto y una pronta incorporación a la actividad cotidiana.

VENTAJAS

Los avances alcanzados por la Cirugía láser CO2 nos permiten ofrecer el mejor servicio a nuestros pacientes, lo que se traduce en una serie de ventajas como:

  • Rápida y total recuperación, así como regreso a la vida diaria.
  • Menos molestias tras la intervención y mayor bienestar.
  • Cirugía por laser sin ingreso, ya no hay necesidad de permanecer en el hospital tras la intervención.
  • Con sedación y anestesia local, no se requiere anestesia general
  • En sólo unas horas, se puede dar de alta a las personas intervenidas.

Este sistema prácticamente no posee contraindicaciones, por lo que todo el mundo puede operarse con él.

ASÍ FUNCIONA

La principal revolución del láser y sus múltiples ventajas se han conseguido gracias a su extraordinaria precisión y mínimo daño tisular. Mientras que la quemadura producida por un bisturí eléctrico convencional alcanza hasta medio centímetro de profundidad, la cirugía con láser de CO2 no profundiza más de un milímetro. Es decir, hasta cinco veces menos, lo que supone una reducción de cualquier molestia y acelera al máximo la recuperación del paciente.

La gran eficacia del láser, junto al breve postoperatorio, la no necesidad de anestesia general hacen que el coste del tratamiento se reduzca considerablemente, con un precio final realmente económico.

 

tratamiento hemorroides

proctologia hemorroidaria | tratamiento hemorroides

En las imágenes superiores observamos un caso de una hemorroides de grado 4 tratadas quirúrgicamente en nuestro centro con la técnica de la Cirugía con láser CO2. En la primera y segunda imágenes se puede ver, respectivamente, el antes y el después de la cirugía.